Protección de Pies Hay 4 productos

Protección de Pies
El calzado de seguridad es uno de los más especializados en el mercado porque garantiza protección y funcionalidad en la realización de actividades laborales. Por calzado de seguridad se entiende cualquier calzado destinado a proteger al trabajador de algún riesgo derivado de la realización de alguna actividad dentro del entorno laboral. Como la parte más expuesta a las lesiones son los dedos, la puntera metálica es un elemento esencial en todo calzado de seguridad. El calzado de seguridad puede estar fabricado: en serraje y otros materiales similares (excluyendo la plantilla), completamente de goma, antiestáticos, con lámina antiperforante y suela con tacos en relieve. Existen distintos tipos de suelas según el uso que se vaya a dar del calzado de seguridad: en lugares donde exista la posibilidad de resbalar por trabajar en pisos que pueden mojarse, se usará calzado de seguridad con suela de caucho o sintética, en obras de construcción se usará calzado de seguridad con suelas reforzadas a prueba de perforación, en lugares donde haya peligro de descarga eléctrica se usará un calzado de seguridad que esté totalmente cosido o pegado y sin ninguna clase de material metálico. Como cualquier equipo de protección individual (EPIS), el calzado de seguridad debe llevar obligatoriamente marcas relativas a talla, marca del fabricante, referencia del modelo, fecha de fabricación y la norma europea. El calzado de seguridad debe asegurar la protección contra riesgos térmicos, químicos, biológicos y mecánicos, riesgos por incomodidad en el trabajo, resbalones y esguinces.